En un negocio de franquicia, el franquiciador proporciona una forma desarrollada de hacer negocios, orientación continua, sistemas y asistencia a cambio del pago periódico de tarifas y / o compras. Comprar una franquicia puede ser una alternativa viable para comenzar su propio negocio. A continuación se enumeran algunas ventajas de comprar una franquicia:

  • Posibilitan la independencia sobre la propiedad de pequeñas y medianas empresas mediante un gran respaldo otorgado por los beneficios de un conglomerado, de una marca o de red de grandes companias.

  • La experiencia comercial no es necesaria para administrar una franquicia. Los dueños de una franquicia, suelen proporcionar la capacitación necesaria para las operaciones de su modelo de negocio ya establecido.

  • Tienen mayor probabilidad de ser exitosas que los emprendimientos desde cero.

  • Puede que sea más sencillo acceder a financiación destinada a una franquicia. De hecho, el costo de comprar una franquicia puede ser menor que comenzar un negocio de la misma clase.

  • Éstas ya tienen presencia en el mercado, cuentan con reputación y una imagen cimentadas, métodos de operación y trabajo probados, acceso a publicidad de gran alcance y soporte constante.

  • Es vista como una manera, más simple de empezar un negocio por primera ocasión. No obstante las franquicias no garatizan el éxito y los mismos métodos de gestión eficiente, como la formulación, informada, de decisiones, el trabajo laborioso, el correcto manejo del tiempo, tener suficiente dinero y atender bien a sus clientes, siguen siendo válidos.

  • Tenga cuidado al comprar una franquicia si tiene que desarrollar el mercado y la marca en su área designada. Asegúrese de que su inversión genere rendimientos saludables y una ganancia de capital cuando venda.

Esperamos que este artículo haya sido de su ayuda.